"La diferencia entre un

Hombre inteligente y un hombre sabio,

Es que el inteligente sabe qué decir,

 Y el sabio sabe si decirlo o no.

 Frank Garafola.


La Normal Nacional de Varones de Medellín, está ubicada en la zona 08, Villa Hermosa, con una serie de ventajas en favor del desempeño académico como las siguientes:

 

  • Ambiente semicampestre, en la zona centro oriental del Valle de Aburrá, a pocas cuadras del centro de la ciudad. (Carrera 34 X Calle 65)
  • Un espacio amplio en un ambiente ecológico ideal, que alberga una planta física adecuada, con posibilidades de ampliación para garantizar una cobertura que responda a las demandas académicas de nuestro tiempo.
  •  Fácil acceso desde cualquier sitio de la ciudad.
  •  Es una de las instituciones educativas, que cuenta con una amplia trayectoria  histórica en el contexto académico y pedagógico de Antioquia.

 

Varios centenares de maestros, formados en esta casa de la Pedagogía, ejercen hoy su profesión como educadores en escuelas, Colegios y universidades de la región y del país.Hijos espirituales de la Normal, son entre muchos: Baldomero Sanín Cano, Joaquín Antonio Uribe, Porfirio Barba Jacob, Juan De Dios Carvajal, Sacramento Ceballos, Luis Tejada, Baltazar Álvarez Restrepo, Conrado González Mejía,  Francisco Luis Hernández, Gabriel Betancur Mejía, Humberto Muñoz Ruíz, Hernán Toro Agudelo, Aurelio Céspedes Cardona, Bernardo Elejalde Toro, Nicolás Gaviria, Reinaldo Arroyave, Libardo Bedoya Céspedes, Delfín Acevedo Restrepo, Baltazar Medina, Luis Javier Arroyave, Oscar Arboleda Palacio, entre otros.

 A lo largo de su historia, han pasado por la rectoría de este plantel educativo, cuarenta y cinco profesionales de la educación, todos ellos escogidos con criterios de competencia, ellos son:

 


1-Benito Alejandro Balcázar  (1851)

2- Graciliano Acevedo (1867)

3- Amadeo Weiss (1872)

4- Christian Siegert y

    Gustavo Bothe (1873)

5- Joaquín Márquez (1875)

6- Rodolfo Cano (1877)

7- Francisco Saénz M.(1883)

8- Rodrigo Hernández (1884)

9- Ángel María Díaz Lemus (1887)

10-Domingo González (1897)

11-Jesús María Giraldo D. (1897)

12- Alejo María Pimienta (1904)

13- Januario Henao (1909)

14- Luis Escobar Naranjo (1910)

15- Januario Henao (1910)

15- Inocencio Ocampo (1912)

16- Alejandro Mesa (1913)

17- Carlos María Ceballos (1919)

18- Luis Eduardo Marín (1923)

19- Elías Gutiérrez (1925)

20- Raúl Vélez (1927)

21- Julio Arango Aguilar (1929)

22- Rodolfo Mejía (1931)

23- Alfonso Mora Naranjo (1932)

24- Vladimiro Woino (1933)

 

25- Tulio Gaviria Uribe (1934)

26- Luis Mesa Villa (1935)

27- Miguel Roberto Téllez (1935)

28- Jorge Urrego Bernal (1936)

29- Bernardo Arango Macías (1937)

30- Ramón Carlos Góez Gutiérrez (1941)

31- Miguel Roberto Téllez (1942)

32- Gerardo Tapias Henao(1946)         

33- Ernesto Villamizar Daza (1947)

34- Conrado González Mejía (1948)

35- Jorge Yepes Jaramillo (1950)

36- Nicolás Gaviria Echavarría (1951)

37- Alfonso Mora Naranjo (1954)

38- Juan Gallego Cardona (1956)

39- Horacio Gil Henao (1957)

40- Humberto Upegui Ortiz (1959)

41- Libardo Bedoya Céspedes (1960)

42- Defín Acevedo Restrepo (1969)

43- Alfonso Rendón Rendón (1974)

44- Horacio Mendoza Agudelo (1976)

45- Juan Carlos Zapata Correa (1998)

46- María Eugenia Ceballos (Encargada) 2000

47- Luis Reinaldo Londoño Vásquez (2001)

48- Rubiela Montoya (Encargada) 2005

49- Juan Carlos Zapata Correa (2013)

 

 

 CRONOLOGIA SIGLO XIX

 

  ORIGENES  Y  FUNDADORES

 

Las Escuelas Normales en el país fueron creadas por el Congreso de Villa del Rosario de Cúcuta, reunido el 6 de Agosto de 1821 e instalado por Don Antonio Nariño, quien había preparado un proyecto de Constitución, elaborado mientras estuvo preso en Cádiz  Españapero al exponerlo en el Congreso, fue calificado de subjetivo y romántico.


Solo el 6 de Octubre de 1821 se aprueba la Ley Fundamental, en la que se determina que el país tendría siete Departamentos: Orinoco, Venezuela, Zulia, Boyacá, Cundinamarca, Cauca y Magdalena. Aunque las Normales no figuran como tales, se decreta la fundación de colegios de Segunda Enseñanza y la apertura de colegios para niños sin distinción de sexos.


Un gran impulso a la educación se le atribuye a las acciones administrativas del General Francisco de Paula Santander, siendo Vicepresidente de la Gran Colombia. Es así como el 9 de Octubre de 1822, siendo su Secretario del Interior el ilustre Envigadeño Don José Manuel Restrepo, se crean los siguientes planteles: El Colegio Boyacá en Tunja, el Colegio de Antioquia en la Villa de Medellín, ¾bajo la dirección rectoral de Fray Sebastián de Mora¾,  el Colegio San Simón de Ibagué, el Santa Librada de Cali, una Escuela de Primeras Letras en Mariquita y una Escuela Lancasteriana en Ocaña; además se reglamentaron las cátedras de la Escuela de Minas en Medellín.


En cuanto al Colegio de Antioquia, dicen los historiadores, que para su funcionamiento se destinó el suprimido Convento de San Francisco, con todas sus anexidades. Esta es la génesis de la futura Universidad de Antioquia.


Al respecto, refiere Arcila Vélez: “Por el artículo 70 de la Ordenanza 23 de 1850, la Cámara Provincial, dispuso la construcción de un edificio para la primera Escuela Normal que funcionó en Antioquia en el local que a la derecha de la Iglesia de San Francisco, tenía desocupado el Colegio Provincial. O sea el que hoy ocupa la Universidad. La misma Cámara adoptó los planos y bajo la dirección del Doctor Jorge Gutiérrez de Lara, levantó el edificio Don José María Valle Maya con un costo de 17.000 pesos. Allí fueron acuartelados en distintas épocas la Guardia Civil y los Batallones de la militar, hasta 1886, cuando el General Marcelino Vélez, Gobernador de Antioquia, destinó el edificio para la Universidad y el local de ésta lo cedió a la Compañía de Jesús para el Colegio de San Ignacio”



Uno de los pedagogos que influyó en la educación del país, en especial por la orientación dada a las escuelas primarias, fue el pedagogo inglés Joseph Lancaster, cuyo modelo conocido por Santander, consistente en un sistema monitorial de enseñanza mutua, en el que se creía que toda una escuela podía funcionar bajo las orientaciones de un solo maestro y los alumnos más adelantados  se habilitaban para enseñar a los demás. Este se consideró útil para "desmoronar tarde o temprano los baluartes de la tiranía y los fantasmas del fanatismo y la superstición". A este método se deben las Universidades y Colegios, que a pesar de los males de la guerra, se fundaron en nuestro territorio.


En cuanto a las Escuelas Normales, aparecen las primeras creadas por este mismo movimiento educativo, las de Bogotá, Caracas y Quito.  Unos veinte años más tarde, siendo Presidente Pedro Alcántara Herrán, el Secretario del Interior y de Relaciones Exteriores, Mariano Ospina Rodríguez, elaboró y presentó para la aprobación del Congreso, la Ley del 26 de Junio de 1842, por medio de la cual se disponía que en cada capital de provincia se creara una Escuela Normal.


La Unión Colombiana estaba dividida en nueve Estados: Antioquia, Bolívar, Boyacá, Cauca, Cundinamarca, Magdalena, Panamá, Santander, y Tolima, cuyas capitales eran respectivamente: Medellín, Cartagena, Tunja, Popayán, Bogotá, Santa Marta, Panamá, Socorro y el Guamo y seis territorios.


La apertura de la "ESCUELA NORMAL DE INSTITUTORES" el 1º de Enero de 1851  y se abrió solemnemente bajo la dirección del Señor Benito Alejandro Balcázar, de quien se sabe que nació en Rionegro en 1818, hijo de Don Manuel Antonio Balcázar y Doña Nieves Alvarez.  En su vocación por el magisterio debió influir poderosamente su padre, quien como Institutor, había llegado a Rionegro procedente de Popayán donde se había desempeñado como ayudante del sabio Caldas y dirigió por largo tiempo el colegio de Rionegro;  fundó la Escuela Lancasteriana de "La Maestranza". 

A la Escuela Normal de Varones, le servía de anexa la Escuela Primaria de la ciudad, que contaba  en el momento con 250 alumnos, entre los que se contaba Andrés Posada Arango, Francisco de P. Muñoz,  Juan José y Cándido Molina, Celedonio Restrepo y otros.


Nos cuenta el historiador Betancur (1925) que la Escuela Normal, funcionó en el local propio, levantado bajo la dirección del Dr. Jorge Gutiérrez de Lara, por cuenta del Gobierno Provincial, en el sitio que ocupa la Universidad, mediante contrato de edificación pactado con José Maria Valle Maya y con un costo de 17.200 reales, empleándose en útiles los 10.680 reales restantes de lo votado al efecto por la Ordenanza 23 de 1850, pero fue corta la duración del Instituto.


 

 


 


 

Institución Educativa Escuela Normal Superior de Medellin
Dirección: Carrera 34 No 65 02 - Barrio: Villa Hermosa - Medellín
Tel: 403 90 40 - 284 02 45
© 2013 - 2017 Master2000® Todos los derechos reservados.

Cerrar